Una rápida recapitulación de los modelos de servicios en la nube

X como un servicio

A ver… Escucho nubes por todas partes, pero ¿qué significa exactamente?

La computación en nube hace que los recursos estén disponibles a través de la red como un servicio. El acceso y la facturación obedecen a tus necesidades: los usuarios sólo pagan por lo que necesitan y las capacidades pueden ser ajustadas rápidamente.

Genial, la flexibilidad es justo lo que necesito. Pero, ¿de qué se trata todo esto de “como un servicio”?

Los servicios en la nube se ofrecen en tres modelos diferentes. Estos difieren en cuanto al nivel en que se despliegan y, en consecuencia, las posibilidades y obligaciones del usuario. Echa un vistazo a este diagrama:

Con el software como servicio (SaaS), el usuario tiene acceso a la aplicación, que el proveedor pone a tu disposición con todas las funciones – sin operaciones, sin personalización, sólo interacción con la aplicación terminada. Piensa en Gmail.

En el otro extremo del espectro de la nube está la Infraestructura como Servicio (IaaS): el usuario recibe recursos de hardware virtualizados – servidores, redes, almacenamiento – y puede instalar y controlar el sistema operativo, el middleware, los datos y las aplicaciones que se ejecutan en ellos. Esto significa que más componentes del entorno son personalizables, pero también significa que existe la obligación de seleccionar, instalar, operar y mantener lo que requiere conocimientos, tiempo y personal. IaaS es por ejemplo ofrecido por Amazon Web Services (AWS), Microsoft Azure, y Google Compute Engine (GCE).

El modelo intermedio se denomina Plataforma como Servicio (PaaS) y permite a los usuarios desarrollar sus propias aplicaciones y desplegarlas en una infraestructura de nube. El proveedor pone a disposición las herramientas y la infraestructura para eso.

Hmm, suena genial, pero no puedo hacer nube ahora mismo…

Si necesitas posponer tu paso a la nube, pero todavía quieres aprovechar la tecnología moderna, tienes unas ideas aquí:

En las instalaciones

Si necesitas un entorno rápido y flexible que minimice la necesidad de código, echa un vistazo a nuestra plataforma para el desarrollo rápido de aplicaciones. La plataforma de bajo código te permite obtener una solución ECM de prueba rápidamente, y luego iterar a la perfección. De esta manera puedes enfocarte en el modelado de una solución de administración de contenido empresarial que satisfaga las necesidades de su negocio. Si deseas personalizar, extiende tu modelado con nuestro REST API.

Híbrido

Si quieres usar la tecnología de la nube, pero requieres operación en las instalaciones o tienes suficiente poder de computación de todos modos: Es posible operar PaaS y soluciones híbridas como yuuvis® momentum en tu propio paisaje de sistemas. De esta manera se obtiene lo mejor de ambos mundos: mantener el control y la seguridad de tu propia infraestructura sin sacrificar la flexibilidad de la tecnología de nubes. Y si más tarde quieres cambiar a la nube pública, también puedes hacerlo.

API de la nube

En caso de que cambies de opinión, también ofrecemos una API de administración de contenido sólo en la nube. Consigue toda la funcionalidad sin complicaciones. Sin instalación, sin mantenimiento. Sólo tienes que registrarte para obtener una clave de API y listo.